Consejos para elegir productos seguros para tu bebé

Un estudio nos revela que cada año ocurren en la UE más de 40 accidentes que tienen como responsable un chupete, una tetina o un broche.

Dicho estudio realizado por ocu ofrece una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de adquirir o utilizar determinados productos para los más pequeños de la casa. A continuación os dejo unos sencillos consejos que, aunque básicos, nos pueden ahorrar más de un disgusto.

Biberones

  • Los biberones y tazas con graduaciones en milímetros (ml) deberán llevar, como mínimo, la marca de 60 ml y el intervalo entre graduaciones no debe exceder de 60 ml.
  • El diámetro mínimo del disco de sellado de la taza o del biberón debe ser de 35 mm.
  • Debes esterilizar el biberón o la jarrita antes del primer uso y también después de que lleve un tiempo sin usarse. Puedes hacerlo con una solución en frío o sumergiéndolos en agua hirviendo durante 5 minutos: si es así, debes evitar que el artículo toque las paredes del recipiente.

Chupetes

  • La longitud de la tetina no debe ser mayor de 35 mm. Debe ir bien sujeta para que no se pueda desprender.
  • El disco donde va inserta la tetina necesita orificios de ventilación para que el niño pueda coger aire por la boca con el chupete puesto. Debe ser lo bastante grande como para no colarse en la boca del niño: 43 mm de ancho, y debe tener cierta forma especial.
  • Se recomienda cambiar el chupete al cabo de 1 o 2 meses de uso.

Broches para chupetes

Debes tener cuidado a la hora de elegir los broches, cadenitas o cintas porque pueden enredarse en el cuello tu bebé y provocarle asfixia.

  • Lo más importante es que el bebé no use el broche como si fuera un juguete.
  • Los broches con imperdibles no son seguros, y no están permitidos: el niño puede pincharse.
  • Los fijadores requieren orificios de ventilación, salvo que sean piezas grandes.
  • La longitud máxima de la cadena (sin contar el fijador a la ropa) debe ser de 22 cm. La cinta debe tener una anchura mínima de 6 mm.

Cucharita

  • Debe ser de material blando para evitar que tu bebé se haga daño.
  • No debe tener orificios de entre 5,5 mm y 12 mm.
  • Tampoco deben llevar etiquetas adhesivas.
  • Si la cuchara está compuesta de dos piezas distintas, comprueba que la unión es sólida y la punta no se va a desprender.

No se pueden ver los comentarios